Recientes

Reflexiones sobre un escándalo Actualidad

Reflexiones sobre un escándalo

Un prisionero político militar

Reflexiones sobre un escándalo

 
Me hago la siguiente pregunta:
 
 

¿Qué finalidad tiene tener encarcelados a más de cien ancianos, oficiales y suboficiales de las FF.AA y de Orden?

 

De ella se deducen algunas respuestas:

 

-“Reinsertarlos en la sociedad, luego de cumplir las penas por los hechos por los que se les condeno”

 

Ante esta finalidad, no se toma en cuenta, que los hechos ocurrieron hace más de cuarenta años y durante el tiempo transcurrido, estos ex uniformados, estuvieron insertos en la sociedad por veinte o más años, sirviendo a la patria y protegiendo a sus instituciones.

 

-“Hacer justicia por los delitos que se les imputa”

 

Hacer justicia, faltando a las leyes totalmente vigentes, como son incumpliendo la prescripción, la amnistía, la cosa juzgada y usando tratados en forma retroactiva (convención firmada en 2009), lo que claramente es prevaricación y condenados por presunciones y por “ficción jurídica”, todo lo cual es claramente ilegal.

 

Juzgando y condenando por un sistema judicial antiguo y derogado, faltando ante la igualdad ante la ley.

 

Todos asuntos de clara ilegalidad y de total injusticia.

-“Dejar testimonio ante la historia”

 

Ante una historia incompleta, sin antecedentes ni causas, solo consecuencias, posteriores al 11 de Septiembre de 1973.

 

La historia verdadera aún no se ha escrito, pero las causas están desde la década del 60 al término del gobierno de la Unidad Popular, debido al caos causado, al MIR, al GAP, al MAPU, al FPMR, y al desastre institucional que sufrió Chile.

 

-“Responsabilidad ante los hechos”

 

Los ancianos encarcelados, desde 1973 a 1985, eran jóvenes subalternos y sin responsabilidad de mando.

Por lo tanto, no pudieron ser responsables de los hechos por los que se les condeno.

Solo les correspondió cumplir su juramento, obedecer a sus superiores, a sus instituciones, servir a la patria y muchos rindieron su vida.

 

-“Conocer la verdad”

 

Todo lo que sabe y lo que conocen los condenados y las instituciones de las FF.AA y de Carabineros, ya esta en conocimiento de los tribunales, no hay tampoco “pactos de silencio”. En todo caso la verdad debiera ser completa, considerando también los actos ilegales de guerrila y terrorismo de los “idealistas” de la lucha armada.

 

-“Que no vuelvan a suceder hechos similares”

 

El contexto, caos y descomposición social y económica del gobierno de la Unidad Popular y la lucha armada que llevaron a la practica con la pérdida de vidas civiles y uniformadas, difícilmente se repetirá y no será necesario que la ciudadanía clame la intervención salvadora de las FF.AA, y por lo tanto hechos similares no se repetirán a lo menos en las generaciones actuales y siguientes.

 

Podrán haber muchas respuestas mas a la pregunta que dan origen a estas reflexiones, pero la respuesta mas clara es que los más de cien ancianos “Presos Políticos Militares”, están encarcelados solamente con el fin de tratar de lavar las responsabilidad de los partidos de la Unidad Popular (PS, PC, PR, MIR, etc.) y su gobierno, por el caos que causaron, por las vidas que sesgaron y por el odio y la venganza que los anima.

 

 

Ojala las instituciones políticas, judiciales y militares reviertan este escándalo político-judicial y sean capaces de, según sus valores patrióticos y morales, liberar a los trece Generales, muchos Oficiales Superiores, Jefes, Subalternos y Suboficiales ancianos, jóvenes de ayer. De la venganza y la injusticia. Héroes salvadores de la libertad de Chile.

 

 

Un prisionero político militar

 

Compartir