Recientes

Se escapa de las manos Actualidad

Se escapa de las manos

 

Según dirigentes mapuches, quienes rechazan la quema de iglesias, esta situación de anarquía en la Novena, Octava y Décima regiones ya "se escapa de las manos" ...  una de esas "sensaciones" aborrecibles que agobia a Chile amenazando su soberanía.

 

Algunos representantes mapuches, decidieron aclarar que ellos creen que, aún estando por lo que llaman la "recuperación" de tierras "ancestrales" hoy en manos de las grandes empresas forestales, lo que sucede los perjudica: "vemos que no es nuestra gente la que está haciendo esto. Quienes lo hacen están dañando la imagen del pueblo mapuche".

 

"Repudiamos lo que está sucediendo, declararon, al referirse a la quema de iglesias y en particular al incendio intencional de la capilla y del Centro de Transferencia Tecnológica de la Universidad Católica de la Santísima Concepción UCSC. Las instalaciones de dicha sede universitaria, levantadas a un costo de $ 500.000.000, se dedicaba a entregar ayuda y conocimiento a distintas comunidades.

 

Lautaro Antiquina, según informa El Mercurio, quien en 2014, fue uno de los formalizados por Ley de Seguridad del Estado,  por un corte de la ruta que une Cañete y Tirúa "repudia la quema de iglesias" acción que según él, fue cometida por gente que viene de fuera de Malleco.

 

Estos particulares hechos de violencia se los adjudicó un grupo autodenominado Weichan Auka Mapu. Reivindicaron la lucha armada y reconocieron su autoría en unos 30 incendios "de carácter defensivo" y que "las consecuencias de la obstaculización de las acciones de resistencia será de la absoluta responsabilidad de los aparatos represivos del Estado y de nuestros enemigos políticos".

 

Después de esa parrafada, reconocen que lo hecho por el llamado Consejo de Todas las Tierras (de Aucán Huilcamán) y de la Coordinadora Arauco-Malleco, constituyeron un avance en la lucha. 

 

Aucán, qué duda cabe, ha sido todo un aporte y es uno de los agentes-gestores ante las ONGs europeas generosas en financiar estas causas y a dirigentes que como Huilcamán recorren incansables el mundo en primera clase y a todo lujo.

 

La CAM por su parte, orienta su estrategia, a la poco republicana labor de quemar camiones, atacar parceleros y quemar sus casas. 

 

En cambio los de Weichan Auka Mapu, son algo más selectos"; sus ataques se dirigen a destruir  también casas patronales, forestales y maquinaria agrícola ... pero destruyendo algo así como decena y media de capillas e iglesias católicas. Esto porque el obispo de Villarrica, monseñor Francisco Stegmeir, tuvo la audacia de pedir a la fuerza pública el desalojo de un recinto eclesiástico, ocupado durante dos años por un grupo de mapuches.

 

Los elementos del Weichan Auka Mapu (WAM?) afirman que desde 2013 incendian predios, viviendas, instalaciones de particulares, estatales y sabotean o destruyen propiedades y diversas empresas productivas, en los más variados sectores de La Araucanía. 

 

Por su parte, los dirigentes mapuches que los rechazan,  aseguran que esta escalada de violencia contra los templos católicos "perjudica" su imagen. Pero guardan silencio frente a hechos atroces como el crimen del anciano matrimonio Luchsinger-MacKay. Esto si perjudica su imagen. No condenan la violencia contra los pequeños propietarios, muchos de ellos modestos parceleros mapuches. Tampoco se refieren al asesinato de Héctor Gallardo Aillapán ni a la situación de su esposa Carmen Roa, quien debió huir abandonando su casa y pertenencias para salvar su vida y la de sus hijos. Tampoco estos dirigentes mapuches, se refieren al asesinato del sargento de Carabineros Hugo Albornóz, el que fue baleado en una emboscada en Chihuaihue.

 

Así y todo el grupo Weichan Auka Mapu, amenaza a quienes se opongan ... cuando ya el Estado de Derecho quedó convertido en humo en la IX Región. Pero van más allá. Acusan al Intendente Jouannet, quien no es precisamente una figura Fuerte y autoritaria, de inducir a la gente de las comunidades a rebelarse contra los que se encuentran en esa lucha encuadrados en las Organizaciones de Resistencia Territorial ORT. Algo muy extraño en un Intendente que gusta aludir a las tensiones interculturales en lugar del robo de madera, evitando de tal manera el molesto termino "terrorismo" que tanto molesta en Palacio.

 

Como señalaban los dirigentes que repudian la quema de iglesias, se trataría de gente que viene fuera de Malleco. Sin embargo es algo parecido a lo que aseguran vecinos de otros lugares alejados de la llamada zona roja ¿de dónde vienen, quiénes son los agentes que provocan tal desgobierno para que las cosas se escapen de las manos?

 

Carabineros probablemente sepa de quién se trata. Al menos, algunas voces aisladas de funcionarios, que prefieren conservar su anonimato -por razones obvias-, destacan que la Institución cuenta con la información necesaria para neutralizar estos grupos terroristas. Pero como el gobierno prefiere hacer como que nada ocurre, que ha restado autoridad  a la policía y sus funcionarios están constantemente expuestos a la baja al ser juzgados por los medios de comunicación, en verdaderos  asesinatos de imagen ¿qué se podría esperar?

 

Aylwin cometió la insensatez de constituir la "Comisión Histórica y Nuevo Trato" para los pueblos indígenas. En su administración se asumió el "compromiso" por parte del Estado de entregar tierra a los mapuches y se ha inventado esto de las "tierras ancestrales" y aquello del "pueblo mapuche" ficciones progresistas que nos condujeron a este punto imposible, en el cual un puñado de extremistas tiene en jaque a tres regiones del país y se ha planteado una amenaza a la integridad territorial. Nada menos.

Compartir