SOCIEDAD JUSTA Y FRATERNA: DESAFÍO Y TAREA QUE INVOLUCRA A TODOS Actualidad

SOCIEDAD JUSTA Y FRATERNA:   DESAFÍO Y TAREA QUE INVOLUCRA A TODOS

MULTIGREMIAL NACIONAL DEL PERSONAL EN RETIRO DE LAS FF.AA., CARABINEROS, POLICIA DE INVESTIGACIONES DE CHILE Y MONTEPIADAS

 

Con alegría y esperanza hemos recibido y meditado los contenidos del comunicado de la Conferencia Episcopal. Como bien lo indica el documento, ha tocado “el corazón de tantas personas y familias”, en el caso de la Familia Militar, significa cientos de miles de chilenos, la mayoría de ellos, cristianos.

Concordamos en que este comunicado “es una buena noticia para la sociedad y la Iglesia” y nos alegra profundamente que esta última, se comprometa a “servir allí donde duele” y “mostrar el amor de Dios Padre de misericordia en los momentos y lugares de sufrimiento”, al igual como lo hizo, con tanto fervor y entusiasmo, en décadas pasadas de nuestra historia reciente.

No podemos estar más de acuerdo con la expresión que sostiene que la iglesia ve “con esperanza el desarrollo de iniciativas legales tendientes a disminuir el sufrimiento de personas privadas de libertad, afectadas por enfermedades incurables o por su edad avanzada”.

Apoyamos con fuerza el postulado que sostiene que “el más fundamental de los derechos humanos (…) el derecho a la vida que tiene todo ser humano desde su concepción hasta su muerte natural”. Nos gustaría agregar además, que toda persona tiene derecho a una muerte digna, con un mínimo de sufrimientos y rodeada de los suyos.

En relación a la justicia, también nos alcanza de manera sensible la frase que habla sobre “la decepción que diversos casos judiciales han originado”, la que es complementada por un postulado que compartimos en profundidad y que dice:

“Creemos que la transparencia y la justicia son indispensables para la convivencia, pero también el respeto por la dignidad de las personas.”

Nos alegra el evidenciar la preocupación por el actual conflicto en la Araucanía. El derecho nace para erradicar la autotutela y no hay nada más peligroso para los pueblos, que existan regiones y sectores sociales que vivan al margen del Estado de Derecho. Hacemos nuestro el planteamiento que hace hincapié en que se debe denunciar la “lentitud del Estado y sucesivos gobiernos, en su deber de buscar soluciones eficaces a esta situación”.

Como Multigremial, declaramos con fuerza que nuestros prisioneros no piden clemencia, sólo exigen el orden racionalmente dispuesto en un auténtico Estado de Derecho. Los nuestros son soldados que juraron dar la vida por su Patria y sus semejantes, y a pesar de las indignidades que han debido soportar, continúan siendo fieles a su juramento. Como organización gremial, tenemos el deber “de vencer el engaño, la violencia y el miedo con verdad, justicia y paz”, así como la prevaricación y el abuso de poder. Con valor y lealtad actuamos en defensa de quienes sufren persecuciones e injusticias, por el sólo hecho, de haber salvado nuestra Patria.

Alejo Riquelme Solís. Presidente

Hernán Pedrero Sotomayor. Secretario

 

Compartir