Todos le torcimos la nariz a la ley Despierta Chile

Todos le torcimos la nariz a la ley

Isabel Allende lo dijo poco después del 21 de mayo.  En momentos que se discutía la existencia de la pre-campaña de Bachelet:

la mandataria aún sostiene que desconoció cualquier procedimiento (obvio) para financiar los trabajos electorales, cuando ella estaba en Nueva York "dirigiendo" ONU-Mujer.

Se trató de una declaración brutal en la cual admitió que todos quienes han enfrentado campañas políticas "han torcido -un poco- la nariz a la ley... hay una cosa que es cierta: todos nosotros hemos sorteado la ley. Todos nosotros hemos usado un resquicio (es de familia este asunto). Todos, sin excepción" señaló la senadora del PS.

¿Cinismo?

Esta declaración va al fondo del asunto el cual, desde septiembre, sorprende a diario deparándonos un nuevo escándalo. No todo es corrupción. Pero muchos -incluyendo gente del oficialismo-, reconocen que, hay casos, de enriquecimiento personal. Y que eso no se puede desconocer.

Allende, los tiene identificados: todos. Refiriéndose a diputados y senadores. A la gran mayoría de quienes integran el Poder Legislativo, aquellos que, se supone, debieran ser ejemplos de respeto a la legalidad vigente.

Por el contrario, se trata, esto de torcerle la nariz a la ley, de una de esas "malas prácticas" largamente instaladas. Así, el financiamiento de las actividades propias de cada campaña electoral por parte de grandes y medianas empresas privadas. Allí no se ha establecido, si estamos en presencia de lo que algunos llaman la "captura" de la política y del Legislativo por parte del gran capital o, de algo menos rebuscado y más bien pedestre: la simple extorsión de los recaudadores y de los operadores políticos a la hora de reunir fondos ad-hoc.

Y se mintió. Y allí cayeron Peñailillo y su "camporita" (los llamados G-90, su grupo de operadores). Y cayó la propia mandataria. Pocos, muy pocos salvan ilesos de esta tormenta. Uno de ellos, el diputado DC René Saffirio quien, a propósito del escándalo Caval y luego de la discutida pre campaña presidencial, lo señaló claramente. Y "no compró" la versión de Bachelet de que ella se enteró por la prensa de la pasada de su hijo, Sebastián Dávalos, y la obtención del crédito preferencial en el Banco de Chile.

Posteriormente, el mismo representante DC (Saffirio) señaló que "la presidente no está diciendo la verdad. Creo que en la pre-campaña hubo participación suya"

Esto lo declaró un diputado de la Nueva Mayoría. Nada se puede esperar de la oposición cobijada en la Alianza. De guiarnos por las palabras del presidente de la UDI, el senador Hernán Larraín, ésta no existe. Está dedicada a respaldar a la mandataria y por poco no se manifestó bacheletista-aliancista, tal cual lo hizo Lavín en su momento.

Esas apreciaciones no solo revelan un notable coraje político del diputado DC; dejan de manifiesto el problema central de este gobierno: instituyó la mentira como fórmula para eludir la crisis.   

Es el caso de Jorge Insunza esto es particularmente llamativo. Escalona lo hizo notar: "cuando uno llega al Parlamento tiene que leer la Constitución ... el artículo 58 en el que se establecen las inhabilidades era suficientemente claro ...un parlamentario no puede hacer esas asesorías ...Insunza tiene una responsabilidad total ... " destacó.

Pero sucede que la mandataria SABÍA de estas asesorías de Insunza a Codelco. Porque Oscar Landerretche presidente del Directorio, el 18 de mayo lo informó a Bachelet. Y que estas asesorías se realizaron cuando Insunza presidía la Comisión de Minería de la Cámara. Nuevamente se mintió como en tantas otras oportunidades.

Para vergüenza y escarnio del ex ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Segpres, se descubrió que éste copió párrafos completos de un trabajo de Harold James, académico de la U. de Princeton referido a las elecciones en Polonia y los estados del Báltico. Otro bochorno. Bueno, Peñailillo ya lo había patentado. Aunque,ciertamente, sin ser el primero resultó ser el más afamado en estas materias cenagosas.

Para redondear todo este capítulo, Bachelet reunida con Francois Hollande "abordó los últimos casos de corrupción política" (¡?) y habló de la "transparencia" agenda que, casualmente, estaba a cargo de Insunza.

Eso es: "todos le torcimos la nariz a la ley" y de allí la ira ciudadana; de allí el 25% de aprobación que consigue y ... bajando.

Compartir