Recientes

Un asunto de venganza Actualidad

Un asunto de venganza

 

 
Pamela, hija del fallecido sargento 1° de Carabineros, Gustavo Muñóz Albornoz, lo dijo claramente, al referirse a las tres peticiones de indulto que le fueran denegadas a su padre: esto "se había vuelto un asunto de venganza".
 
Ella recibió los restos mortales de su progenitor los que serían sepultados privadamente, en su ciudad natal de Osorno. "Lo único que queríamos era que descansara" 
 
El caso del sargento Muñóz Albornoz, quien permaneció esposado a su cama en el Hospital institucional, resulta elocuente sobre las condiciones en las que cumplen condena los presos políticos militares y la vengativa conducta de la extrema izquierda y de sus aliados. Gendarmería negó que el sargento estuviese engrillado, Cierto. Pero fue liberado de sus cadenas, solo a expresa solicitud del médico tratante de un enfermo terminal. El propio juez Mario Carroza comentó "si la persona no ofrecía algún tipo de peligrosidad, no tiene sentido que se apliquen medidas de seguridad extremas. No me parece que fuera necesario".
 
Pamela Muñóz preguntó ¿Para dónde iba a ir, si apenas podía respirar" Efectivamente, su padre agonizaba víctima de un cáncer gástrico. En tales condiciones ¿dónde podría ir por sus propios medios? 
 
Esta situación ilustra cómo los presos políticos militares sufren sus condenas: en condiciones infrahumanas como denunció el abogado Raúl Meza quien anunció una querella ante tribunales por violación de derechos humanos en la persona del retirado suboficial. 
 
En otros abusos. La Corte de Apelaciones de Santiago, en forma unánime, acogió el recurso de amparo interpuesto por la defensa del Capitán  de Corbeta (r) Hugo González D'Arcangeli. y dio por cumplida la pena impuesta en 2012, de cinco años y un día.  Los ministros integrantes de la Primera Sala del tribunal de alzada capitalino señalan que la Secretaría Regional Ministerial de Justicia "(ha) excedido el marco de su competencia al avocarse "a una revisión o estudio de los antecedentes sobre la base de los cuales la comisión (de rebaja de condena) ya emitió su veredicto". 
 
Según informa El Mercurio (viernes 3 de marzo C 10), el amparado González D'Arcangeli, continúa cumpliendo una pena ¡que se agotó! "y que se pretende perpetuar mediante un acto administrativo" Esto, agrega el tribunal "contraría el artículo 21 de la Constitución "privando ilegal y arbitrariamente al amparado de su derecho a la libertad personal" ¡Nada menos!
 
Pero es lo usual, porque en el mismo caso (desaparición del mirista Rudy Cárcamo, Talcahuano 1974), la Corte adoptó una resolución idéntica con el ex oficial de la Armada Víctor Donoso Barrera, quien también ya cumplió su pena de 5 años y un día.
 
Es lo usual y ya rutinario. Puesto que en el caso del Teniente Coronel Älvaro Corbalán Castilla, el Ministerio de Justicia -esta vez Gendarmería otro órgano capturado-, difirió largamente el cumplimiento de un decisión de la Corte Suprema, la cual determinó que el castigo (también otra condena administrativa) en contra del oficial en retiro trasladado a la Cárcel de Alta Seguridad CAS, se había cumplido largamente. Es como señalamos, solo "un asunto de venganza"

Compartir