Un destino impensado Despierta Chile

Un destino impensado
Un destino impensado
 
"No hay fecha" para el cierre de Punta Peuco, señaló Jaime Campos Campos, actual ministro de Justicia, al referirse al anuncio de Michelle Bachelet, quien declaró que "cumpliré mi compromiso" aludiendo a una eventual clausura de dicho recinto penitenciario, promesa que presuntamente habría hecho a Carmen Gloria Quintana en 2015.
 
La mandataria declaró en una entrevista con CNNChile que "yo voy a cumplir con todas las promesas que he hecho y que esté en mis manos hacer" aunque evitó aclarar si ella, en realidad, lo hizo en algún momento, acto que el ministro del Interior Mario Fernández dijo desconocer.
 
Luego Campos, de Justicia, comentó que "no hay fecha" y que cualquier decisión en tal sentido la adoptaría él, en conjunto con el director de Gendarmería, destacando que es algo que "se está investigando hace bastante tiempo; no les puedo ocultar que tiene una serie de complicaciones puesto que aquí hay tres o cuatro principios o situaciones que hay que analizar" aludiendo a la segregación de los condenados, habitabilidad de los recintos, cupos y espacios.
 
La oportunidad que eligió Bachelet para hablar de este tema coincidió con las fuertes reacciones políticas y sociales, al blindaje y lobby que realizó el gobierno para lograr el rechazo al Informe de la Comisión Sename II y donde se acusaba a Javiera Blanco de "negligencia inexcusable" por la actuación de dicho "servicio" en la muerte de menores, la violación de sus DDHH y el tráfico sexual al que muchos fueron horrendamente sometidos. 
 
Ahora, este domingo 9 de julio, frente al Palacio de La Moneda, el Comandante en Jefe del Ejército, general Humberto Oviedo, encabezó la ceremonia de Juramento a la Bandera, donde la gobernante estuvo presente. El CJE hizo válida esta solemne ocasión para hablar del sentido del cumplimiento del deber y de la obediencia debida del personal militar subalterno en situaciones críticas.
 
Oviedo dijo: "estimo propicio en esta ocasión ahondar y reflexionar (...) respecto al profundo sentido del cumplimiento del deber, entendido como la acción voluntaria y predisposición positiva para cumplir los deberes inherentes al servicio, como consecuencia de un mandato o una imposición de un superior jerárquico" 
 
"Dicho considerando ha llevado que a lo largo de nuestra historia, no exenta de guerras, conflictos y desencuentros, los actores militares de menor graduación, dentro de los que están subtenientes, cabos y soldados conscriptos, hayan tenido que obedecer y cumplir órdenes de sus superiores. Pero que dadas las circunstancias que siempre contextualizan las decisiones y sobretodo, las más extremas a que se puede enfrentar todo ser humano, se vieron impedidos de objetarlas o representarlas y que incluso habiéndolo hecho, fueron obligados a cumplirlas" (según el Código de Justicia Militar de 1944).
 
"Es así que hoy, esas actuaciones son observadas exclusivamente desde el prisma de nuestro tiempo, sin analizar ni considerar la situación concreta ni el contexto histórico y político en que tuvieron lugar. En la actualidad, muchos de los entonces jóvenes militares sufren un destino impensado, angustiante y muy doloroso. Considero que como sociedad debemos ser capaces de legar a las generaciones venideras, un clima de paz, armonía y esperanzas permanentes, que nos permita aspirar a un futuro plenamente conciliados, conscientes de que somos parte de un mismo Chile".
 
Casi medio siglo tras el 11 de septiembre de 1973, una incansable brigada de jueces, condenan casi a diario a más y más personal subalterno. El pasado 6 de julio, la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, lo hizo con Franklin Bello Calderón, oficial (r) de la FACH, quien en 1974 "secuestró" a Guillermo Teillier (y a otras dos personas). Deberá purgar 10 años de prisión por una ficción jurídica. 
 
No se aplica la Ley de Amnistía, se desconoce la prescripción, pasan por alto los beneficios intrapenitenciarios,  la cosa juzgada, la irretroactividad de la ley, etcétera. Son enjuiciados contra toda norma -por un dictado de carácter político-ideológico-, según el sistema antiguo y muchos, sino todos los procesados no saben por qué son sometidos a juicio hasta el momento de la sentencia.
 
Un centenar de amigos de los prisioneros políticos militares, protestaron este domingo con pancartas y lienzos alusivos a la prevaricación, manifestando que los DDHH valen para todos y que no son unilaterales ni podrían considerarse con sesgo ideológico como ocurre hoy. Porque, tal cual lo señaló el general (r) Oscar Izurieta Ferrer, respecto al eventual cierre de Punta Peuco que eso "sería difícil de entender el que se tome una resolución de ese tipo con el personal militar, en contraste con la forma magnánima mediante la cual el Estado liberó y perdonó a delincuentes políticos, algunos de los cuales incluso en democracia cometieron crímenes de sangre".

Compartir