Va más allá de Riquelme Despierta Chile

Va más allá de Riquelme

 

La salida del Administrador de Palacio es apenas el inicio. Algo muy grave deberá ventilarse en lo sucesivo tras el "parto inducido" del que habló Jorge Burgos al informar de la "renuncia" de Cristian Riquelme.

 

Muy grave, porque todos estos escándalos: Caval, Penta, SQM y las grandes empresas -los dadores de sangre-, conocidos como las "platas políticas" o financiamiento irregular de esa actividad, casos inextricables, de un modo u otro, todos, confluyen en personeros de La Moneda, como Cristian Riquelme y la sombra ominosa (para Michelle Bachelet) de Rodrigo Peñailillo.

 

Porque si hay algo en común para los analistas y observadores, es el rol de la llamada G-90, en la sucesión de negociados y corruptelas, y del poder que consiguieron al alero de la mandataria. En realidad se trata de "la tecnología del poder" a la cual se refirió en un artículo notable, el periodista Edisón Ortíz para elmostrador.cl  ("Cristian Riquelme, la G-90 y los 'jaleros' del poder") http://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2016/02/17/cristian-riquelme-la-g-90-y-los-jaleros-del-poder/

 

En tanto Max Colodro en su columna de latercera.cl ("Misterio inexplicable") se preguntaba si la Presidente no es en realidad una rehén de Peñailillo y su grupo de operadores. Porque su juicio era imposible entender por qué el Administrador seguía imperturbable en su puesto.

 

"A estas alturas no queda otra opción que pensar en la existencia de algo muy delicado que es necesario proteger y mantener oculto" expresaba Colodro tras recordar que el ahora ex administrador del Palacio de Gobierno fue también, el administrador de la campaña electoral de Bachelet y que como tal, se encuentra al tanto de los manejos y movimientos financieros de aquella etapa. Es decir, Riquelme es conocedor de todo. Donde Giorgio Martelli era el recolector de las platas y Jorge Rosenblut (ex presidente de Enersis), el encargado de abrir las puertas del gran empresariado para dichos efectos.

 

El libero.cl en "El prontuario de Riquelme" recapitula los siete pecados capitales de éste: recibió a Juan Díaz gestor de Natalia Compagnon quien le solicitó interceder ante ella y Caval para que se le pagase la cantidad de $ 350 millones que se le adeudaba. "... el diputado Juan Luis Castro (PS) sostuvo:'no puedo entender que el operador más importante del caso Caval vaya a La Moneda y se pasee como Pedro por su casa y hable con el Director de Administración de La Moneda. Yo no lo puedo entender como diputado de gobierno"

 

Riquelme también estuvo involucrado en el caso del borrado del computador de Sebastián Dávalos. La Comisión Investigadora del Caso Caval entendió que debía, al menos, ser censurado por su proceder en este "incidente".

 

Luego está su implicancia en el caso SQM como administrador de la campaña de Bachelet a través de la empresa Somae que recibía los dineros de Soquimich y de otras múltiples mega empresas para pagar los equipos electorales. Entre ellos, el sueldo del propio Peñailillo.

 

Además están los llamados "contratos a dedo" (sin previa licitación) otorgados ya como funcionario de gobierno a antiguos proveedores de la campaña. Sin olvidar el asunto del documental encargado a Tatiana Gaviola (favorecida antes con un jugoso premio Fondart) a un costo (inicial se supone) de $ 40 millones para exaltar el segundo período de Bachelet, no obstante que ella aún no entera la mitad del mismo.

 

Siguió su declaración de patrimonio incompleta que, gracias a la presión fue ampliada (hace una seman) aunque manteniendo en reserva antecedentes importantes para esclarecer cómo a partir de una empresa con un capital de giro de modestos tres millones de pesos, reúne algo más de $560 millones en un corto plazo.

 

Y finalmente. en un escándalo denunciado por Ciper figura el negocio con el Estado, vía dos empresas controladas por él mediante familiares, en contratos celebrados con el Fisco por $ 417 millones entre 2013 y 2015.

 

Max Colodro, en el artículo ya citado, finaliza su apreciación manifestando su esperanza de que "alguien tenga la decencia de explicar a los chilenos las causas de este prolongado y vengonzoso episodio" Esperamos que algún día esto se aclare ¿podrá ser? 

Compartir