Y 43 años más tarde Despierta Chile

Y 43 años más tarde

 

 

El General (r) Carlos Oviedo Arriagada, hermano del actual Comandante en Jefe del Ejército, Humberto Oviedo, quedó en prisión preventiva por resolución del ministro en visita Álvaro Mesa, lo cual fue confirmado por la Corte de Apelaciones de Temuco. 

 

El alto oficial quedó en las dependencias del Regimiento Tucapel de esa ciudad, al ser procesado como supuesto encubridor en un delito de homicidio del año 1974. Oviedo Arriagada, en 2013, fue encargado reo por el juez Alejandro Solís (quien reconoció aquello de las "ficciones jurídicas" que se aplican en los juicios contra los militares del 73') en el caso denominado "Polvorín" donde siete militantes comunistas murieron.

 

Ahora, esta nueva encargatoria corresponde al ministro en visita Álvaro Mesa. Debemos recordar que ante el Tribunal Constitucional (TC) fue presentado un recurso alegando la inconstitucionalidad de someter solo a los uniformados al sistema penal antiguo, con lo cual ellos pierden una serie de garantías procesales. Sin embargo, el TC, se limitó a entregar una tibia "recomendación" a los jueces y a la propia Corte Suprema, dejando así, a su criterio, dirimir en esta materia. Obviamente ningún tribunal acatará tal "recomendación" puesto que de proceder en ese sentido, ello supondría derrumbar todos los juicios en contra de los condenados en Punta Peuco. Sin embargo queda en pie la injusticia de que la ley no es igual para todos los chilenos.

 

Sin duda, la prisión preventiva que afecta al hermano del Comandante en Jefe del Ejército, es de una enorme complejidad. Pero no es menor que el encarcelamiento (22 de marzo, 2017), de otros 33 uniformados que integraron los servicios de seguridad, dictado por el ministro Mario Carroza. De ellos, una cantidad superior a veinte, será internado en el penal de Colina Uno: una prisión común. Porque Punta Peuco ha excedido largamente su capacidad. 

 

El sitio ciperchile.cl en 2014, observaba que entre los jueces de "dedicación exclusiva" el ministro Mario Carroza -hacia aquel año-, había ingresado 49 causas contra los militares, pero que el ministro Álvaro Mesa de Temuco, ostentaba el récord con 50. Entonces, tenemos nueva cifra para: no es justicia, es venganza. 

 

Compartir