EL COMUNISMO NO HA MUERTO

EL COMUNISMO NO HA MUERTO

Por Marco A. Santander L.
www.despierta chile.cl

Desde el desplome de la URSS y la caída del Muro de Berlín, el marxismo ha
sabido reinventarse y salir adelante con paciencia y dedicación, saliendo
fortalecidos en sus quehaceres violentistas sin abandonar jamás su objetivo que es
la toma del poder a como dé lugar.
A raíz del suceso que llevan al marxismo a su mínima expresión, Ignacio
Lula da Silva líder del partido de los trabajadores de Brasil, es elegido presidente
de este importante país, ocasión qué, ante la agonía del imperio ruso, aprovecha
para crear el ya conocido “Foro de Sao Paulo”, conclave que aglutina 68 fuerzas
políticas pertenecientes a 22 países latinoamericanos, entre ellos, organizaciones
criminales como el Ejército de Liberación Nacional y las aparentemente
desarticuladas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC., este último,
de suma importancia logística para este Foro, ya que se estima moviliza más de
600 toneladas de cocaína anuales, generando grandes recursos de los cuales una
gran parte financia este grupo de insurgentes cuya intención no es más que
impulsar la desobediencia transnacional.
El Partido Comunista ha ido cambiando su estrategia o más bien dicho,
trabajando mejor su orgánica clandestina y legal, entendiendo que no son tiempos
para enarbolar explícitamente banderas con las Hoz y el Martillo, expropiar
latifundios, ni colocar en el debate principal la lucha de clases, emblemas añejos
que en estos tiempos no son atractivos para la gente, para ellos, prima la creación
de una infinidad de nuevos grupos debidamente entrenados, tan novedosos como
heterogéneos, acomodándolos y orientándolos hábilmente para tomarse las calles
en las protestas y manifestaciones violentas, los que son resguardados por
entidades también de izquierda como el Instituto de Derechos Humanos, staff de
abogados especialistas en este tipo de litigios, que salen prestos en defensa de
estos energúmenos resultando al final de cuentas, cuestionados y sancionados los
policías que estando en desventaja y observado su accionar por los famosos
“cascos amarillos”, tratan de establecer el orden público y evitar daños mayores.
Por el lado contrario no es mucho lo que se puede decir, ya que sectores de
derecha o anticomunistas con una liviandad impresionante, celebraron la caída de
la Unión Soviética y posteriormente el Muro de Berlín creyendo con ello, erradicado
para siempre el marxismo, sin tomar nota de lo que se venía y que hoy azota a
Europa, y al propio Estados Unidos. El comunismo no ha muerto y muy por el
contrario a 28 años de su caída, la izquierda se apodera políticamente de

Latinoamérica y lo que es peor y más peligroso, logró colocar su nuevo discurso en
los colegios, universidades, medios de comunicación de masas, las artes, el
periodismo y la cultura, ya hace rato capturada por este flagelo, lo que les ha
permitido modificar el pensamiento de todos aquellos entes escasamente
informados, marginados e incautos quienes han sido orientados a protestar por
demandas ajenas como por ejemplo, la ideología de género, pantalla del neo-
marxismo-cultural.

LO QUE NO SE DEBE OLVIDAR
“…Fidel entró muy contento, radiante afirman algunos, aún con sutradicional
tabaco puro en la mano izquierda y un papel en la derecha.
Mientras agitaba el documento, dijo sonriente: “No pude quedarme con ésto. Me
llegó y vine corriendo a comunicárselo”. A continuación, leyó el texto; era un
cable de Corvalán en el que autorizaba, con emotivas frases, la
participación de los comunistas chilenos en la misión internacionalista en
Nicaragua.
Casi al unísono, los futuros guerrilleros se levantaron de sus asientos, y sin que
nadie lo ordenara, comenzaron a cantar La Internacional…”
(Libro de Luis Rojas Nuñez: Pág. 24 “De la rebelión popular a la sublevación
imaginada”)

ENTRADAS RECOMENDADAS

Loading...