Al Tte. Cnel. Álvaro Corbalán le están cobrando su exitoso triunfo sobre la guerrilla internacional. Patricio Amigo

Al Tte. Cnel. Álvaro Corbalán le están cobrando su exitoso triunfo sobre la guerrilla internacional.

Visité al Tte.Cnel. Álvaro Corbalán y comprobé su deteriorada situación: está pálido y ojeroso, ha bajado más de 12 kilos y tras las sonrisas que dibuja, aparentando tranquilidad, aparece el resto de su fortaleza.

 

Al Tte. Cnel. Álvaro Corbalán le están cobrando su exitoso triunfo sobre la guerrilla internacional.

 

Fue el Jefe de Seguridad de la Quinta Región, en los años 80, durante los Festivales de la Canción, impidiendo atentados como el auto Charade repleto de dinamita, rescatado desde los estacionamientos de la Quinta Vergara (febrero del 87).  

 

Fue el Comandante de la Operación Albania, que descabezó al batallón del Frente Manuel Rodríguez, tras el frustrado magnicidio del Cajón del Maipo.

 

Su lealtad al Ejército y al Gbno. Militar se evidencia al haber asumido toda la responsabilidad de las acciones anti terrorista, liberando a quienes actuaron bajo su mando.    

 

El Tte. Cnel. Álvaro Corbalán, arriesgando su vida y desarrollando brillantes y audaces misiones de inteligencia en el extranjero, contribuyó, como el que más, a disuadir los intentos de agresión de Perú y Argentina.

 

Hoy, caído detrás de las líneas enemigas, su Ejército soslaya al soldado enfermo y la venganza marxista descarga todo su odio: fue sacado de la cárcel de Punta Peuco, por haber sido sorprendido con un teléfono celular básico; se le dispuso un castigo de 60 días, con 30 días de incomunicación, en la Cárcel de Alta Seguridad, CAS: el penal disciplinario más riguroso y sepulcral de Chile. Pasaron los 60 días y  la falta, no delito, de tener un celular no se extinguió. Se dispuso prologar la tortura. Las condiciones del enclaustramiento, sobre todo el régimen alimenticio, atentan severamente contra su deteriorada salud de diabético. La Justicia, el Ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, fue advertida de este atentado por el propio Tte. Cnel. Álvaro Corbalán. El Tribunal ordenó una evaluación médica y el Hospital Militar evacuó un ruidoso y enmarañado informe.

 

Se presentaron documentados recursos de protección y Gendarmería, el Ministerio de Defensa, la Justicia y el Ejército están advertidos de esta real amenaza de muerte. Incluso se denunció esta conspiración a  los diputados Ignacio Urrutia y Jorge Ulloa.

 

¿Hasta dónde llegará la venganza?

Compartir