Recientes

Apuesta equivocada Patricio Amigo

Apuesta equivocada

Por Patricio Amigo

 

 

El dinero, las utilidades o como quiera llamarse al "poder económico" suele confundir a los empresarios. El mercado está adoleciendo de grave negligencia en la atención de consumidores. Está faltandole el respeto a quienes generamos sus utilidades. La cada vez peor atención en las ventas y servicios evidencia despreocupación del empresariado. Y la negligencia es en todos los rubros: supermercados, grandes y pequeñas tiendas, restaurantes, proveedores comunicacionales. 

El consumismo que nos afecta puede ser parte del problema, pero el exceso o ambición por los ingresos juega un rol muy importante y se refleja en la merma de costos de producción. Se apuesta a que la mano de obra puede disminuir sin afectar el consumismo y están muy equivocados. No todos somos compradores compulsivos. Y la evidencia de la reacción está en el éxito de centros comerciales de colonias o como Patronato, Bio-Bio y otros. 

En las empresas comunicacionales es más notoria la reacción de la demanda. El desprestigio de los portadores lo está aprovechando la única empresa que, simplemente, no tiene atención de público: WOM. Los canales de TV agonizan y los diarios se regalan en las estaciones de servicio, panaderías, centros de salud y otros comercios. 

La reducción de costos mediante la disminución de personal especializado en los medios de comunicación es la más irrespetuosa e insolente con el público. Los textos que difunden los impresos, las emisoras y los canales están escritos sin cuidado, a la carrera, sin literatura... incluso con errores ortográficos. 
Pareciera que esta crisis es general y envuelve todo el sistema social. Pareciera que nadie se escapa de esta lamentable pérdida de la respetabilidad.

Compartir