Despojos y Competencias, generan Inseguridad Penal Patricio Amigo

Despojos y Competencias, generan Inseguridad Penal

Por Patricio Amigo

La preocupación por la violencia rural, urbana y delictual se está enfrentando con ideologismo y reformas legales sin considerar, para nada, la realidad existente en el turbulento escenario jurídico-policial-criminal.

La creación del Ministerio Público generó despojos que lesionan y dañinas competencias naturales en una sociedad subdesarrollada como la nuestra.

Los Fiscales asumieron el rol de dirigir las investigaciones policiales desactivando el poder que tenían los señores Magistrados. A su turno, los Magistrados imponen excelencias probatorias a los Fiscales.  Y como esas exigentes pruebas deben aportarlas los policías, a los que se les privó de la iniciativa de pesquisar, se produce un humano desincentivo vocacional.

Los Fiscales son expertos en Derecho pero, con sincero respeto, no tienen los estudios especializados de la policía y la experiencia en el submundo del delito, de sus Altos mandos.

Todo este desastroso  panorama es culpa del síndrome del respeto a los DD.HH.: una política permisiva frente a encapuchados que incendian y matan, que congestionan, destruyen bienes públicos y saquean establecimientos comerciales y que parecen tener licencia para robar y asaltar a mano armada.

Compartir