Dignidad Patricio Amigo

Dignidad

Por Patricio Amigo

Un gran ejemplo de dignidad ciudadana fue la expulsión del senador Navarro de la marcha contra las AFPs: con gritos y expresiones de protesta a su populismo. Esta actitud debieramos asumir TODOS: cuando quienes ofician de servidores púbicos nos faltan el respeto. El señor Navarro es el mismo que trató de simular como siniestro laboral un frívolo accidente durante un paseo. 

Sin violencia, pero con energía, debemos defender nuestra dignidad y recuperar el respeto que los políticos han perdido por la ciudadanía y que se ha esparcido en los servicios púbicos y en el comercio. Sin enojarse -por que la ira oscurece la razón- se debe exigir esmero de quienes son remunerados con nuestros impuestos o con las utilidades de nuestras adquisiciones. 

Insisto: debemos recuperar la dignidad que nos han arrebatado los políticos

Compartir