Impunidades Garantizadas Hermógenes Pérez de Arce

Impunidades Garantizadas

Blogs de Hermógenes

 

 
           La justicia no funciona contra la izquierda, pero a veces las policías sí. Esta semana la mexicana ha detectado a uno de los autores materiales del asesinato de Jaime Guzmán, Raúl Escobar Poblete, prófugo desde 1991. El otro autor material, Ricardo Palma Salamanca, escapó de la Cárcel de Alta Seguridad con vistosa complicidad oficial, pues su cómplice en la fuga, Marie Emmanuelle Verhoeven, que ayudó a los frentistas a prepararla desde dentro, estaba contratada por Gendarmería y la pagaba, entre otros, usted, querido contribuyente.
 
El propio Escobar Poblete con ocasión de esa fuga disparaba desde el helicóptero que la hizo posible, al cual los gendarmes no le hicieron nada. Les habían cambiado las armas por otras con menor poder de fuego y habían reemplazado a los antiguos con novicios (ver mi libro “Terapia para Cerebros Lavados”, p. 371).
 
Marie Verhoeven estaba libre, pero como las policías funcionan, fue apresada en la India, para ser extraditada a Chile, donde la justicia la dejará otra vez libre, porque es de izquierda. Es decir, la condenará a pena remitida, como a los demás que han sido capturados como autores intelectuales del crimen de Guzmán. Es el caso del cuarto en jerarquía del FPMR en 1991, Enrique Villanueva Molina, también en libertad y hoy viviendo sin sobresaltos en la V Región.
 
          Antes de su “condena” se sentía tan seguro y amparado por los gobiernos de la Concertación, incluido por supuesto el de Piñera, que cuando me veía trotando por la costa detenía la camioneta en que iba a hacer clases  (de terrorismo, supongo) a la universidad y me cubría de insultos, pero no de balas, lo cual yo agradecía en silencio y por eso seguía trotando. Otras veces detenía su camioneta frente a mi casa costera y me gritaba palabrotas a voz en cuello, que yo no respondía para que no extrajera su arma. Últimamente ha dejado de hacerlo debido, seguramente, a que podría comprometer su libertad vigilada.
 
En otra oportunidad, en 2014, en medio de su impunidad, convidaron a Villanueva a un foro conmigo en “Mentiras Verdaderas”, en La Red, pero parece que le advirtió al conductor Jean-Philippe Cretton que armaría un escándalo, así que éste me ubicó en un pasillo alejado, varios pisos más arriba, con un micrófono y una cámara aparte, desde donde tuve que debatir con el terrorista en forma desdorosa, mientras él y Cretton hacían la apología del Frente y denostaban  al Gobierno Militar que nos salvó del totalitarismo. A raíz de eso escribí el blog “Verdaderas Mentiras” con fecha 20 de agosto de 2014.
 
          Si llegan alguna vez a extraditar a Escobar Poblete jamás lo van a meter a la cárcel. Y si lo hacen se va a fugar como los demás y seguirá impune.
 
En Chile hay dos entes que gozan de la más absoluta impunidad: la izquierda y su cómplice activo Sebastián Piñera, unidos en la tarea de ocultar la verdad histórica, perseguir a los militares y garantizarles, a la izquierda recursos ilimitados como indemnizaciones por habérseles privado del “derecho” a tomarse el poder por las armas, y a Piñera impunidad tributaria total.
 
          Sin ir más lejos, esta semana ha sido sorprendido en una nueva evasión, que ha dado a conocer “The Clinic” sin ser desmentido. Ella, por supuesto, no ha aparecido en ningún medio de la corriente dominante (pero dominada por él): su voceado fundo de 118 mil hectáreas en Chiloé, “Parque Tantauco”, que decía haber comprado hace doce años “por amor a la naturaleza”, en realidad no es de él, sino de una sociedad “off-shore” radicada en un paraíso tributario, Panamá. Ya había sido sorprendido habiendo formado esa sociedad, pero había declarado que estaba “inactiva”.
 
          Ha formado otras con hijos y nietos en otros paraísos fiscales, como Islas Vírgenes Británicas y Luxemburgo. Hoy su hija y socia en ellas, Magdalena, declara en “El Mercurio” que no sabe nada de eso, lo que confirma que se trata de una fórmula para evadir impuestos. Ella dice que vive de su sueldo, de modo que seguramente no sabe que la sociedad “Odisea”, de Islas Vírgenes, a la cual aparece aportando ocho millones de dólares, a su turno recibió 500 millones de dólares de otra sociedad, “Eneida”, formada por los nietos de Piñera en todavía otro paraíso tributario, Luxemburgo. Si alguna vez no le alcanza el sueldo a Magdalena, ya sabe adónde recurrir.
 
Entretanto los militares siguen presos sin la libertad vigilada ni la pena remitida de que gozan los terroristas y los chilenos de a pie seguimos pagando los impuestos que nos aumentaron primero Piñera y después Bachelet. Y en agradecimiento al primero la gente lo mantiene a la cabeza de las encuestas, tal como lo mantenía en 2009, cuando lucía el mérito de haber sido recién condenado por compra de acciones LAN con información privilegiada, única excepción a su prolongada y reconocida impunidad, reafirmada entonces con su triunfo electoral final.

Compartir