No es tan simple Despierta Chile

No es tan simple

 

 
Así lo estima el ex Comandante Jefe de la FACH, general (R) Ricardo Ortega Perrier, quien en una extensa entrevista con el diario El Mercurio, destaca que, como presidente del Cuerpo de Generales y Almirantes en retiro, le correspondió visitar, como lo hace cada dos tres meses, Punta Peuco, penal que estaría a punto de ser cerrado, conforme apunta un detallado reportaje, esta vez del diario La Tercera. Ambas publicaciones dedican varias páginas a este tema crítico. Porque, efectivamente "no es tan simple"  decretar clausurar Punta Peuco, tal cual cree el general Ortega.
 
En cartas al director de El Mercurio, el senador Baldo Prokuriza, cita a la ex fiscal de la Corte Suprema, Mónica Maldonado, quien reconoce que "el hacinamiento en las cárceles chilenas afecta la integridad física de los internos, a la vez que constituyen condiciones de vida degradantes" aludiendo además, a un informe que él solicitó al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), para el caso de la cárcel de Copiapó, donde se responde que en relación a ese penal específico se recomienda "redistribuir el penal para disminuir el hacinamiento" porque Chile arriesga ser sancionado por organismos de DD.HH por el trato degradante contra quienes están privados de libertad. 
 
"Por tanto -dice el senador Prokuriza de RN-, "anunciar el cierre de cualquiera de las cárceles de nuestro país, en este caso Punta Peuco -donde además parte importante de su población penal son adultos mayores, que en algunos casos sufren enfermedades terminales o que afectan sus facultades mentales, como el alzhéimer-, constituye sin lugar a dudas, un menosprecio total de los derechos humanos y una violación flagrante de las disposiciones legales que rigen en Chile, como la Declaración Interamericana de Derechos Humanos -Pacto de San José-,o resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)".
 
"Creo (concluye el parlamentario) que la administración de la Presidenta Bachelet cae en el juego de los regímenes latinoamericanos , como el de Evo Morales en Bolivia que reflota los temas limítrofes cada vez que se acerca una elección en su país: En el caso nuestro, el Gobierno de la Nueva Mayoría utiliza los derechos humanos de personas que están hoy día en las cárceles chilenas en búsqueda de un 'eventual beneficio electoral' cuando estamos ad portas de la elección de noviembre".
 
En tanto, el general Ortega, al visitar Punta Peuco, encontró al general Héctor Orozco, en las mismas condiciones en las cuales la Brigada de DD.HH de la PDI lo condujo hasta Tiltil. En pijama y con pantuflas. Él padece demencia senil y cree vivir, hoy, en un cuartel militar. Sus camaradas, presos político militares, cuidan de él, lo bañan, lo visten, le ayudan.
 
En Punta Peuco existen 130 presos. Está en su capacidad máxima y según La Tercera, Bachelet solo esperaría el momento político oportuno, para firmar un decreto que ya está redactado, al igual que el operativo de traslado desde allí a Colina I
 
Un punto no menor, es que las dependencias previstas en este último penal solo admiten 120 plazas y Punta Peuco cuenta con 130 internos por lo, obviamente no todos podrán ser instalados en esta cárcel común. Además una cantidad no inferior a 60 militares procesadps y condenados, aguardan el "cúmplase" para ser conducidos a prisión. De modo que aquí se configura una situación de hacinamiento crítico. En una celda de 2x2 mts,, dicen, se podrían instalar literas para doblar tal capacidad de 120 a 240. Las condiciones serán intolerables. 
 
El general Ricardo Ortega -fue nombrado por la propia Bachelet como Comandante en Jefe de la FACH- cuyo padre fue subsecretario de Aviación de Allende, siempre tuvo buenas relaciones con la mandataria. Y la ve "en una posición difícil"
 
La considera "una buena persona" pero existe "un compromiso ideológico muy fuerte" ... "entiendo a las personas que quieran que hagan sufrir a quienes hicieron sufrir a sus seres queridos. Pero usted comprenderá que han pasado 40 años de este tema. Entonces, ¿hasta cuándo? ¿Cuál es la idea? Porque aquí hay odio de un lado no más, pero se olvidan de lo que están provocando en los familiares, en las instituciones. El odio que se está formando no es conveniente para nadie, y a mí me parece muy peligroso para la sociedad chilena. Porque (...) Chile va a tener Fuerzas Armadas para siempre. Cualquier gobierno de izquierda o de derecha, necesita a las Fuerzas Armadas, y las Fuerzas Armadas son obedientes al gobierno que esté. No es sano para la República que el gobierno sea mirado como enemigo, o que la gente o los parlamentarios lo miren así" puntualiza el general Ortega.
 
Y concluye reprochando que lo que se hizo con el general Héctor Orozco de llevarlo en tales condiciones a cumplir prisión fue humillante. Pero "no lo están humillando a él; están humillando a toda la institución  que ve a uno de sus generales y comenta: 'miren lo que está haciendo' ". 

Compartir