VERGÜENZA NACIONAL Actualidad

VERGÜENZA NACIONAL

Escribe: Fabio Contardo 

 

Misión Cárceles Presos Políticos Militares - Iglesia Anglicana

 

Como muchos de ustedes saben, participo a cargo de una misión pastoral en la Cárcel de Punta Peuco, cuya visita se efectúa todos los Lunes desde hace siete años. Lo mismo hacíamos en Cordillera los Viernes.

Estos internos, sin considerar la culpabilidad o no de varios de ellos, están viviendo una condición de segregación, violación a sus DD.HH., se niegan a darles beneficios que por ley les

corresponden, les niegan la salud como debe aplicarse, se deterioran progresivamente por las enfermedades graves que padecen muchos de ellos.

Tenemos pruebas que este gobierno ha decidido no acatar el reglamento de Gendarmería en relación de darles un trato igualitario como a cualquier interno en Chile, es decir se violan sus derechos todos los días.

La misericordia, ni el perdón, no están en el vocabulario de nuestras autoridades, literalmente los están linchando.

Ha fallecido una cantidad significativa de ellos, a los cuales se les ha privado, por razones humanitarias, que terminen sus días en compañía de sus familias, al contrario, ni siquiera en la cárce les han permitido asistirlos.

Dos ejemplos:

1. Los tribunales han condenado, y enviado a la cárcel a un suboficial de 90 años, con alzheimer avanzado, sus mismos compañeros de celda, lo tienen que alimentar, y ayudarlo en sus

necesidades básicas.

2. A otro lo enviaron “castigado” a la cárcel de alta seguridad (CAS) por haberle sorprendido con un celular; lo han aislado en una celda de 2X2, en donde también hay un baño tipo turco (?) y una ducha con agua helada. Sufre de varios males, próstata, diabetes avanzada, en dos meses ha bajado 15 kilos, perdió un ojo, y está por perder el segundo si no lo operan con urgencia.

Este trámite no lo han querido concretar, pese al diagnóstico de los médicos.

Gendarmería busca cualquier pretexto, para que esto no ocurra.

Lo mismo ocurre con el Hospital Militar, quienes siendo ellos quienes más debieran apoyar, les han dejado abandonados.

A este diabético grave le dan una mísera comida cada 15 horas.

Un dato adicional, esa celda la han ocupado dos internos anteriormente; ambos se suicidaron por no soportar esas condiciones inhumanas.

Lo peor en este caso es que el castigo se transformó en eterno, ya que impiden que vuelva a Punta Peuco.

He sido testigo presencial de estas situaciones, que creo es mi deber informar a la opinión pública.

Lo que está pasando es que en ellos por instrucciones de la Ministra Blanco, y más arriba, se ha instruido eliminarlos de la peor manera, y si se enferman, mejor!

La falta de humanidad que se verifica, es la máxima expresión de venganza, y los “sin perdón no olvido”, en circunstancias que en este país tan enfermo debiéramos cambiar este lema por “mas

perdón y mas amor”.

Les envío esto para reflexionar en esta otra mala noticia que ocurre en Chile, en que se mantiene desinformada a la

ciudadanía que mira como adormecida las graves situaciones en todo ámbito que Chile está viviendo, gracias a este gobierno.

Les pido que junto con reflexionar sobre esta barbarie, lo compartan con sus círculos de conocidos, amigos, etc.

Cualquier idea para ayudar a mejorar esto es bienvenida.

Nota de la Redacción.-

Don Flavio Contardo y su equipo son como la Parábola del Buen Samaritano, ayudando al desvalido.

Desde hace años lo vienen haciendo con los de Punta Peuco y con los del Penal Cordillera.

Quienes no pertenecemos al credo

Anglicano solo tenemos elogios y agradecimientos por estos hermanos en Cristo.

Compartir